Salud respiratoria

La inmunidad de las vías respiratorias está garantizada por las superficies de la mucosa: nasal; oral; sublingual; y bronquial. Dentro de estas mucosas, numerosas células de inmunidad innata y específica desempeñan un papel importante de inmunovigilancia, protegiendo nuestras vías respiratorias de patógenos invasores que pueden desencadenar infecciones.

Las células inmunitarias innatas constituyen la primera línea de defensa e implican macrófagos, células de Langerhans y células dendríticas que garantizan la vigilancia a lo largo de la mucosa. En caso de invasión de patógenos, estos centinelas capturarán y presentarán los patógenos a los linfocitos, lo que desencadenará la activación de toda la cascada inmunitaria y la inmunidad específica.

El rol específico inmunitario es el de destruir específicamente los patógenos invasores y las moléculas tóxicas que estos producen, el cual está garantizado por dos tipos de linfocitos: linfocitos B y linfocitos T.

Descubra el proceso en el canal de YouTube de Lallemand Pharma